Masonería

12.08.2011 12:00

Se sabe que la masonería es imitación de la antigua y útil corporación de albañiles, de las corporaciones obreras de la edad media, de los picapedreros alemanes,  de canteros que formaban gremios en donde ejercitaban teorías secretas de su arte. Tiene relación con el colegio de albañiles romanos, con las escuelas de arquitectos y los misterios de Grecia y Egipto en sus formas y su espíritu. Los masones encuentran la tradición de los gremios de albañiles en el arte de construir que es su objetivo principal así como dar a conocer los deberes que todo arquitecto está obligado a observar en conciencia. La geometría por la que el hombre aprende a medir y a pensar, se vuelve indispensable para todas la corporaciones; los arquitectos viajan realizando construcciones que asombran al mundo apoyados por obreros en piedra llamados Maceons o Albañiles.

 

Con el estudio de la naturaleza surge el espíritu investigador y reformista sobre teología y política, se hacen reformas legislativas y se asegura la libertad individual y se decreta la tolerancia religiosa o libertad de conciencia; el movimiento intelectual convierte a la masonería en una alianza que abraza a la humanidad entera e influye en la búsqueda de la piedra filosofal. Los masones trabajan para reforzar la construcción del edificio moral como trabajo material de los obreros, el bien general de la sociedad humana.La fuente de la masonería se encuentra en el destino mismo del hombre, abraza a la humanidad,  a los hombres capaces de abnegación y amantes del bien, reúne a los hombres de buena voluntad por igualdad y la amistad fraternal; busca lo verdadero practicando el bien; con la premisa de Libertad, Igualdad y Fraternidad, ha logrado la independencia de los pueblos, ha reformado y fortalecido las instituciones que el Estado necesita para garantizar educación, justicia, leyes, respeto a la libertades; porque siendo la libertad la facultad del hombre para obrar y dirigir el pensamiento o la conducta según los dictados de la propia razón ”…el ser humano es libre independientemente de la existencia de normas que rigen su conducta  y de las sanciones que como resultado de la priorización se deriven” la libertad está garantizada en el orden civil y es irrenunciable e inalienable.

 

Y siendo los masones librepensadores y basando su acción en el respeto a sí mismos y a los demás mediante la tolerancia, la libertad de pensamiento y de conciencia; teniendo como principios básicos lo que dicta la razón, admite la moral universal y acepta la ciencia y la filosofía; la masonería es una fraternidad filosófica, filantrópica y evolutivamente progresista que se une para trabajar por el perfeccionamiento físico, moral e intelectual de la humanidad. Como mujer creo que es un privilegio pertenecer a la fraternidad masónica, un compromiso, una oportunidad de trascender porque la mujer debe ser una escuela donde se formen las conciencias, el carácter, las voluntades, la ley natural según la cual todo individuo tiene en la colectividad tanto deberes como derechos, bases en que se debe sentar la verdadera democracia.

V:.H:. Erendira López Sánchez, Ex Gran Maestra

Gran Logia Femenina "Tharatzkua"

Gran Oriente Femenino de Michoacán

Presidenta del Consejo Masónico Nacional 2004-2007